Decoracción varios

El empeño del hombre por decorar se remonta a la época en que se empezaron a habitar las primeras cavernas, cuevas o rocas. Las artes decorativas de aquel entonces se limitaban a realizar pinturas rupestres sobre las paredes de las cavernas habitadas. Este legado, a pesar de ser un arte prehistórico, ha llegado hasta nuestros días y podemos disfrutarlo especialmente en algunas cuevas de España y Francia.